20 de marzo de 2020

Quedémonos en casa

La Biblioteca Nacional tiene las puertas abiertas para niñas y niños a través del sitio web Chile para Niños. Los invito a recorrerla y conocer sus tesoros sin moverse de sus casas.

Desde hace unos días no salgo de mi casa. No voy al colegio, no salgo a jugar al parque y no ando en mi bicicleta. Tampoco salen mi papá ni mi mamá a trabajar. Con mi familia nos hemos quedado juntos en nuestro hogar, la Biblioteca Nacional de Chile. Seguro ustedes también se han tenido que quedar en sus casas. Es algo que están haciendo personas (y niñas y niños) de todo el mundo.

Esto se debe, me explicó mi amigo el Búho Medina, a que hay una pandemia; es decir, una enfermedad que circula por todo el mundo. El nombre de la enfermedad es coronavirus (para ser precisa, COVID-19, que es como la llaman los científicos).

No hay que tener miedo, pero sí hay que tomar precauciones. Esta enfermedad es muy parecida a un resfrío y no afecta casi a niñas y niños. Lo problemático es que es muy contagiosa y puede afectar gravemente a adultos mayores y a adultos con enfermedades.

Como esta enfermedad es contagiosa, quedarse en casa es una medida que se ha tomado en todo el mundo para no contagiarse y no contagiar a otros.

Imagino lo que sienten. Es difícil no salir de nuestras casas y no poder jugar ni ver a nuestros amigos, pero en este momento tan especial hay que ser solidarios. Si nos cuidamos nosotros y no salimos de nuestras casas, cuidamos también a nuestros seres queridos y a todas las personas que nos rodean.

Exploremos la Biblioteca Nacional

Pero estar en casa no significa que debamos estar aburridos. ¡Hay muchas cosas que hacer! Mi invitación es a que descubran conmigo y con mis amigos, Mariposa y el Búho Medina, la Biblioteca Nacional de Chile.

En primer lugar, me gustaría llevarlos a conocer sobre la salud en Chile y como chilenas y chilenos nos hemos mejorado de las enfermedades. ¿Sabían ustedes que los primeros centros hospitalarios se construyeron en Chile alrededor del año 1500? Así es y fue cerca de 1850 cuando surgieron los doctores y los hospitales de una forma más similar a como los conocemos hoy.

Me gustaría también llevarlos de viaje, pero a través del tiempo, gracias a las colecciones de la Biblioteca Nacional, que consisten en fotografías, libros y revistas, entre otras cosas. Pueden andar en tren con nosotros, explorar la Patagonia, caminar por Valparaíso, conocer Concepción, en el sur de Chile, o ir hasta el Norte Grande.

En sus casas, pueden también explorar su creatividad. Grandes artistas chilenos fueron pequeños artistas primero, como Matilde Pérez y Nemesio Antúnez. Los invito a conocer al poeta Vicente Huidobro y a músicos extraordinarios, como Gabriela Pizarro.

Me gustaría despedirme con algo que estoy segura de que los divertirá: ¡juegos! En Chile para Niños podrán encontrar muchas actividades para hacer en familia.

Espero que se diviertan y recuerden quedarse en casa para cuidarse ustedes y a sus seres queridos.

Memoriosa.